Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

Ley 3 de 3: lo mismo de siempre

La iniciativa ciudadana mexicana Ley 3 de 3 quedó convertida en una ley hecha por políticos que beneficia a los políticos.


Los senadores mexicanos aprobaron una versión “light”, edulcurada y sin gluten - sin lo que fue su origen - de la iniciativa ciudadana Ley 3 de 3, la cual nació con la esperanza de disminuir la corrupción en las altas esferas políticas de México.

La ley propuesta por distintas organizaciones de la sociedad civil -y que contaba con el respaldo de más de 600.000 ciudadanos- pedía que funcionarios de todos los niveles presentaran tres declaraciones para transparentar su propiedad y sus relaciones: una declaración patrimonial pública, una de pago de impuestos y otra de posibles conflictos de interés, todo esto como parte del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción.

Sin embargo, la versión aprobada ayer deja mucho que desear pues no sólo fue discutida en secreto y con retraso, también quedó una versión que beneficia a los políticos: en la versión aprobada establece que la declaración patrimonial y de intereses se hará pública siempre y cuando el funcionario en cuestión así lo autorice. De la declaración fiscal, sólo se hará pública la portada, no el contenido. Y al final nos quedó lo mismo de siempre: una ley hecha por políticos que beneficia a los políticos.
Pablo Escudero del Partido Verde argumentó que era peligroso poner esa información al público por cuestiones de seguridad. Mientras Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado, dijo que esta ley podría resultar en “una cacería de brujas”, y Zoe Robledo del PRD, dijo que no iba a aprobar la ley después de ser discutida porque era "una simulación."
De los 128 senadores federales se necesitaba que la mayoría apoyara la ley 3 de 3, sin embargo sólo recibió el apoyo de 51 senadores, 34 de ellos del PAN, 16 del PRD y un independiente.
59 senadores votaron abiertamente en contra de la ley, 52 de ellos del PRI, 6 del Partido Verde Ecologista y un independiente. 17 rechazaron la ley de manera más discreta: no votando. Sólo hubo una abstención, una senadora del Partido del Trabajo.
Una vez más, los intereses de unos pocos se sobrepusieron al bien de la población. ¿Cuánto tiempo pasará para que vuelva a aparecer otra Ley 3 de 3, que tenga el mismo apoyo y difusión que esta?
Fuente: http://hipertextual.com/

Comentarios

Entradas populares