Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

El Soldado que vuelve a casa.

Esta es la historia de un soldado que por fin regresaba a casa después de haber combatido en Vietnam.

Llamo a sus padres desde san francisco:
-Papá, soy yo por fin he vuelto, pero quiero pedirles un favor me gustaría llevar a un amigo a casa.

-Seguro. (Le respondieron). nos encantaría conocerlo.


-Hay algo que deben saber. El ha sido fuertemente herido en un combate, tropezó con una mina y perdió un brazo y una pierna, no tiene a donde ir, quiero que vaya a vivir con nosotros.

-haaa, nos duele oír eso hijo, posiblemente podemos ayudarle a encontrar donde pueda vivir.

-No papá, no me has entendido, quiero que viva con nosotros.

-Hijo, no sabes lo que estas pidiendo alguien con un problema así podría ser un terrible estorbo para nosotros, tenemos que vivir nuestras vidas no podemos permitir que algo como eso interfiera con ellas, ahora que has vuelto. Yo creo que debes venir a casa y olvidar a ese joven, ya encontrará la forma de salir adelante.

El hijo colgó el teléfono, los padres no volvieron a saber nada de el, sin embargo algunos unos días después recibieron una llamada de la policía de san francisco.

Su hijo había muerto al caer de un edificio, la policía concluyo que se trataba de un suicidio,
los sorprendidos y asustados padres acudieron a san francisco y fueron conducidos a la morgue para identificarlo.

Efectivamente, era su hijo, pero para su horror descubrieron algo que no sabían. Su querido hijo sólo tenia un brazo y una pierna.

Reflexiona...

Espero que les haya gustado la reflexión de hoy. Gracias por sus comentarios. 
Muy buenos días.

Comentarios

Entradas populares