Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

En la reflexión de hoy: Gracias señor.

Muy buenos días, les comparto esta inspiración de agradecimiento escrita por Joan Sebastián, que más que una canción es una oración. Gracias por sus comentarios.

Gracias Señor, por este día,
Que bello amanecer, que hermoso es tu sol,
Gracias Señor, por la alegría,
De otra vez poder ver y sentir el amor.


Gracias por todas las cosas,
Espinas y rosas, todo es tu creación,
Gracias por quererme tanto,
Por la voz y el canto, y por la distinción,
De poderte elevar mi canción, Gracias, Gracias...

Gracias por la luz de las estrellas,
Por poder girar con ellas,
Y parte de un todo ser.

Gracias por días tristes días felices,
Porque ahora hay cicatrices,
En mis heridas de ayer.
Y lo más maravilloso conocer,
Señor tu amor, tu poder.

Gracias Señor,
Porque cuando yo te pedía de todo para disfrutar la vida,
Tú decidiste darme vida para disfrutar de todo.
Gracias Señor, Gracias.



Gracias por todas las cosas,
Espinas y rosas, todo es tu creación,
Gracias por quererme tanto,
Por la voz y el canto, y por la distinción,
De poderte elevar mi canción, Gracias, Gracias...

Gracias por el agua del sediento,
Por la lluvia, por el viento,
Y por la sombra del ciprés.

Gracias porque mi talón de Aquiles,
Son las risas infantiles,
Y la paz de la vejez...

Por los niños, por la paz de la vejez,
Gracias señor.

Comentarios

Entradas populares