Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

La reflexión de hoy: Aprende a vivir.

Gracias por tus comentarios y clics en ME GUSTA en la red social facebook, agrega un comentario también aquí en nuestro blog.

Hoy:

• Aprende a mantenerte a ti mismo para que puedas mantener a otra persona. 
• Aprende a jugar contigo para que puedas jugar con los demás. 
• Aprende a darte tiempo para que puedas dar tiempo a los otros. 
• Aprende a ser feliz contigo mismo para que puedas dar felicidad. 
• Aprende a sonreír para que puedas ofrecer alegría. 
• Aprende a perdonarte a ti mismo para que seas capaz de perdonar. 

• Aprende a aprender para que puedas enseñar. 
• Aprende a pensar y harás pensar a los demás. 
• Aprende a ser amable contigo y darás amabilidad. 
• Aprende a ser generoso con tu persona y derramarás generosidad. 
• Aprende a cuidarte y cuidarás a los que amas. 
• Aprende a hacer el bien y trascenderás. 
• Aprende a amarte a ti mismo y podrás amar. 

Así los Líderes de Excelencia saben que poseen el más valioso de todos los maestros 
dentro de ellos mismos y están conscientes que “Nadie puede dar lo que no posee”, y 
cumplen con una premisa fundamental en el arte de dirigir “jamás pedir a un 
subordinado lo que ellos mismos no son capaces de hacer”, manejan una atención 
consciente de cada una de sus acciones y son los más exigentes con ellos mismos. 

Aut: Miguel Ángel Cornejo

Comentarios

Entradas populares