Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

Éxito y fracaso


Fracaso no significa derrota
Significa simplemente que todavía no hemos tenido éxito.

Fracaso no significa estupidez
Sino el camino para acumular la sabiduría necesaria para triunfar.

Fracaso no significa que no hemos logrado nada
Significa que hemos identificado lo que no debemos hacer para lograr nuestros objetivos.

Fracaso no significa que hayamos actuado como necios
Nos demuestra que anhelamos firmemente obtener el éxito.


Fracaso no significa que no alcanzaremos nuestras metas
Más bien nos reta a pagar la colegiatura de la perseverancia para lograr el éxito.

Fracaso no significa descrédito
Sino que demuestra que estamos dispuestos a correr los riesgos necesarios para triunfar.

Fracaso no significa incapacidad
Más bien nos indica qué otras potencialidades debemos desarrollar para alcanzar lo que deseamos.

Fracaso no significa pérdida de tiempo
Sino el aliento para empezar de nuevo, porque ahora estamos más cerca de nuestros objetivos.

Fracaso no significa que debemos darnos por vencidos
Denota que tenemos que luchar con mayor determinación para lograr el éxito.

El desafío forma al triunfador y no cabe desafío sin riesgo al fracaso, pues el éxito y el fracaso son un tejido de la misma textura.

No nos deben encadenar los fracasos del pasado, ni debemos atormentamos con lo que nos depara el futuro, pues corremos el riesgo de no tener éxito en el presente.

Comentarios

Entradas populares