Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

Reflexión del día - La esperanza

La esperanza te da fuerzas para seguir adelante.
Los pensamientos positivos no deben alejarse de ti, las cosas buenas sucederán porque así lo quieres.
Y porque así lo quieres y así lo piensas, entonces sucederá.
No dejes de insistir aunque las caídas duelan, pero que grandioso saber que te has levantado
que maravilloso es saber, que estás con la frente en alto...

No dejes de creer en ti, no dejes de creer en Dios.

Mientras creas que puedes lograrlo…
Tendrás un motivo para intentarlo.

Tu felicidad no depende del otro, depende de ti.
Sujétala en tus manos y vívela.

No esperes que lo que deseas venga a ti…
Búscalo con toda tu alma, ten la esperanza de que si sigues luchando lo obtendrás.

Nunca te olvides de reír ni dejes que el orgullo te impida llorar…
Cuando reímos y lloramos es cuando vivimos en plenitud.

No sientas que has perdido cuando tus planes y sueños no alcanzan a cumplir tus anhelos.
Cada vez que aprendes algo nuevo sobre ti o sobre la vida, has avanzado.
No hagas nada que pueda disminuir el respeto que sientes por ti mismo.
El estar satisfecho con uno mismo es esencial para estar satisfecho con la vida.
Cuando te sientas mal, cierra tus ojos y descubre la presencia de Dios.
Escucha bien, nadie podrá hacerte retroceder
mientras tengas presente en tu mente que tu puedes
no mates la esperanza que hay en ti.

Comentarios

Entradas populares