Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

La reflexión de hoy - Dignidad

Todos los seres humanos al ser concebidos recibimos el primer Don de Dios que es la dignidad y de ella somos responsables hasta el final de nuestra vida, algunos la preservan, otros la subastan al mejor postor, se venden y se entregan a intereses bastardos, humillando y corrompiendo, ofendiendo y aplastando los derechos de los demás.   

 La dignidad es la piedra angular de todo ser humano, sin ella nuestro barco navega sin brújula y sin destino alguno, tener dignidad es reconocer el derecho de todos los seres humanos a una vida digna, a la educación, al amor, al respeto, a la libertad, pues no importando nacionalidad, raza o color todos tenemos el derecho de vivir. 

   Es la dignidad humana el último reducto de la propia libertad, el ser humano puede someterse a las peores humillaciones, es más, a perderlo todo, si salva su dignidad se mantendrá en pie para siempre, tener dignidad es tener respeto a sí mismo, a sus valores y creencias; por dignidad muchos seres humanos se han ganado el derecho a la inmortalidad, digno es aquél que se siente ofendido cuando le piden que renuncie a sus principios fundamentales y no importando las consecuencias lucha hasta el final por defenderlos.  

  Digno es aquel que ama sobre todas las cosas su propia integridad y ya podrán bajarlo a los infiernos mismos pero nunca renunciará a su propio respeto, al amor a sí mismo, a su nación, a sus padres, al amor a Dios que le dio el primer soplo de vida y con ello la conciencia de ser hijo del creador, obra magistral, llamada a cumplir principios fundamentales: Tener dignidad es morir con la conciencia tranquila, por que salvamos el alma y nos da derecho a ser hijos de Dios.     
Miguel Ángel Cornejo 

Comentarios

Entradas populares