Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

La reflexión de hoy - Perdóname por no ser como tú querías

Prefiero que compartas conmigo unos pocos minutos, ahora que estoy viva y no una noche cuando yo muera.

Prefiero que estreches suavemente mi mano, ahora que estoy viva y no apoyes tu cuerpo sobre mi ataúd cuando yo muera.

Prefiero que me digas “Te quiero hija”, ahora que estoy viva

Y no un desgarrador poema cuando yo muera.  
Prefiero que hagas una sola llamada ahora que estoy viva y no, que emprendas un inesperado viaje cuando yo muera.

Perdóname madre mía, por no ser como tú querías, pero aquí estoy a tú lado, me ha tocado ahora decidir a mi. Me toca vivir a mi y espero lo entiendas, gracias por tu apoyo y tus consejos, las mismas consecuencias de mis actos me harán entender cual será mi camino, gracias por tus enseñanzas y por ese gran amor, que no cambio por nada del mundo.

Pero hoy dame un abrazo, ahora que estoy viva y no que me envíes una lagrima cuando yo muera.

Prefiero disfrutar de los más mínimos detalles. Ahora que estoy viva,

Y no de grandes manifestaciones cuando yo muera…


Madre mía, quisiera de todo corazón, poder retroceder el tiempo para poder ser niña De nuevo y escuchar que me quieras.

Madre mía, hoy la tristeza oprime mi alma, perdóname por no ser como tú querías.

¿De que sirve cantar por las mañanas?,

¿Gritar hasta desgarrarme?, si solo el viento puede escucharme…

De que sirve llorar si nadie, Puede consolar mi soledad

¿De que sirve reír?, Si no hay a quien hacer sentir bien

¿De que me sirve tener?, Si ni siquiera lo disfruto…

¿De que me sirve caminar sin descanso?....

¿Trabajar como humano, pensando solo en monedas,

Con el interior mas desgastado?...

¿De que me sirve escribir, inventar, soñar, sin pensar

En eso que atormenta llamado realidad ?....

Y ¿De que sirve seguir atormentando?, si por mas que la vida

Trato de entender, jamás podre lograrlo…


Odio que me digas siempre que hacer,

Odio que me creas perfecta, sabiendo que ninguno lo es….

Odio que me regañes delante de los demás,

Pero lo que mas odio es no poder odiarte, porque a pesar de todo

TE QUIERO MADRE

Y aunque jamás me has preguntado que quiero,

Hoy grito al mundo y que lo sepas tu quiero ser tu felicidad y tu orgullo, quiero ser el mejor hijo del mundo

Comentarios

Entradas populares