Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

La reflexión de hoy: Besos en el aire

A menudo aprendemos mucho de nuestros hijos. 
Hace algún tiempo, 
un amigo castigo a su amiga de tres anos 
por desperdiciar un rollo completo 
de papel dorado para envolturas. 

Estaban escasos de dinero 
y el se puso furioso cuando la niña 
trato de decorar una caja para ponerla 
debajo del árbol de Navidad. 
A pesar de todo, 
la niña le llevo el regalo a su papa 
a la mañana siguiente y le dijo: 

"Esto es para ti, papi". 
El se sintió avergonzado de su reacción anterior, 
pero su enojo volvió cuando vio la caja vacía. 
El le grito: "No sabes que cuando uno da un regalo 
se supone que haya algo dentro de el?" 
La pequeña niña lo miro con lagrimas en los ojos 
y le dijo: "Papi, no esta vacía, 
yo tire muchos besitos en la caja, 
todos para ti, papito". 

El padre se sintió destrozado. 
Rodeo con sus brazos a su hijita 
y le rogó que lo perdonara. 
Mi amigo me dijo que el conservo aquella caja dorada 
junto a su cama por anos. 

Cuando se sentía desanimado, 
sacaba uno de aquellos "besos en el aire" 
y recordaba el amor con que una niña 
los había depositado.

Comentarios

Entradas populares