Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

La reflexión de hoy : Cuando pensabas que no te veía

No te preocupes por que tus hijos no te escuchan, preocúpate por que te observan todo el día.

Cuando pensabas que no te veía te vi pegar mi primer dibujo al refrigerador  e inmediatamente quise pintar otro.

Cuando pensabas que no te veía, te vi arreglar y disponer de toda nuestra casa para que fuese agradable vivir, pendiente de detalles y entendí que las pequeñas cosas, son las cosas especiales de la vida, cuando pensabas que no te veía, te escuche pedirle a Dios y supe que existía un Dios al que le podría platicar y en quien confiar.

Cuando pensabas que no te veía, te vi preocuparte por tu amigos sanos y enfermos, y aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros.

Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que no tienen nada y aprendí que aquellos que tienen algo deben compartirlo con quienes no tienen.

Cuando pensabas que no te veía, te sentí darme un beso por la noche y me sentí amado y seguro.

Cuando pensabas que no te veía, te vi atender la casa y a todos los que vivimos en ella y aprendí a cuidar lo que se nos da.

Cuando pensabas que no te veía, vi como cumplías con tus responsabilidades aun cuando no te sentías bien y aprendí que debo de ser responsable cuando crezca,.

Cuando pensabas que no te veía  vi lágrimas salir de tus ojos y aprendí que algunas veces las cosas duelen y que esta bien llorar.

Cuando pensabas que no te veía, vi que te importaba y quise hacer todo lo que puedo llegar hacer.

Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una persona buena y productiva cuando crezca.

Cuando pensabas que no te veía, te vi, y quise decir gracias, gracias por todas las cosas que vi.

Cuando pensabas que no te veía…

Comentarios

Entradas populares