Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

La reflexión de hoy: Decía mi madre cuando era niño:

Decía mi madre cuando era niño, ahora me extrañas si yo no estoy, lloras por mi, me das cariño y me acompañas por donde voy, pero mañana cuando seas hombre por una ella te alejarás, dejando todo te irás con ella y poco a poco me olvidarás. 

No tendrás tiempo de visitarme, otros deberes haz cumplir y aunque no quieras pequeño mío, tu más que nadie me hará sufrir, pero no llores mi  almita buena, que aun de muerta te he de querer, tu serás siempre mi dicha o mi pena, es el destino de una mujer. 

Razón tenia mi pobre madre, por una ella la abandone, con la ilusión de aquellos años, rumbo a la vida me aventure, volar quería, batí mis alas y una casita también forme, nuevos amores hubo en mi vida, pero a mi madre nunca olvide.

Como me duele no haberle dicho que eternamente la adorare, que será siempre mi linda reina, la misma reina de mi niñez, no habrá cariño sobre la tierra que me la arranque del corazón, porque se quiere de mil maneras, pero más que a una madre, más que a una madre, tan solo a Dios.

Comentarios

Entradas populares