Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

Reflexión de hoy:Un abrazo

Un segundo de alegría puede hacer un minuto de emociones, sesenta segundos pueden provocar muchos más... contagia con un abrazo tu entusiasmo por la vida y sonríe, que el hoy, esta hecho para ti. Descúbrelo a cada segundo...

Abre tus ojos, escucha con atención y repite: Hoy me desperté mucha energía y ganas de abrazar al mundo, deseando dejar los problemas atrás... Sí, es atrás en el pasado donde debiera estar todo aquello que nos hace daño, lo que nos hace pasar las noches en completo insomnio… Tengo que apresurar mi paso y vivir esta vida que me ha tocado de la manera más bella posible, con optimismo y amor en mi corazón. Hoy quisiera que los abrazos, la alegría y el amor en todas sus facetas logre hacerse presente en nuestras vidas.
Quisiera darte un abrazo y animarte con ello.

¿Quieres un abrazo? Te lo doy. Tengo el presentimiento de que pronto algo bueno llegará a mi vida, y eso me hace sonreír… me llena de felicidad. Basta tan sólo un buen motivo para saber que todo está bien, que la vida de nuevo me deja en el rostro esa sonrisa de felicidad que siempre debiera estar, pero que tantas veces por culpa del estrés de este mundo tan inseguro me acaba borrando la sonrisa…

Tengo que tener nuevos propósitos, nuevas metas que cumplir, tener algo a qué aferrarme en el futuro que ahora sé que es incierto… mientras tanto, viviré este hoy como un regalo de Dios, al dejarme despertar al calor de un nuevo día.
Lograré ser y mantenerme feliz, ya nada ni nadie podrá borrar la sonrisa de mi rostro. Tengo la seguridad plena y constante de haberme renovado como persona… de ser alguien que ha aprendido que todo saldrá bien para quien busca tener motivos de fe y alegría.
Me gustaría un abrazo Por todas estas cosas, quisiera darte un abrazo y compartir mi felicidad contigo, ¿recibirás mi abrazo? ¿Podrás sonreír un poco para mí? Todos necesitamos de un abrazo alguna vez y hoy es un día para abrazar, y transmitir buena vibra... 

Feliz fin de semana a todos. Dios les bendiga. No olvides comentar... (más abajo).

Comentarios

Entradas populares