Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

El Sonajero es un ícono necesario para Zapotlán: Silva

Se tocarán todas las puertas necesarias, para que el sonajero de bronce sea una realidad.
Por: Eduardo Núñez

 Durante el desarrollo de este acontecimiento, se develó la obra realizada por el escultor oriundo de Zapotlán, Javier Silva: “es una necesidad, yo vi que era muy necesario este ícono”, “esto es lo que nos atrae tanta gente de fuera sobre todo en tiempos de feria”. Se trata de una figura elaborada en resina, que identifica al Sonajero y que está ya puesta en una de las áreas verdes de Plaza las Fuentes.

Alberto Esquer, presidente municipal, dijo ante cientos de asistentes al encuentro del sonajero que: “tenemos que volver a poner al sonajero, porque es nuestra historia, es nuestra tradición”, “a partir de hoy voy a empezar a tocar las puertas, para que este monumento que es de resina, lo podamos convertir en que sea en un material de bronce”, “para que quede como un legado de los zapotlenses”.


En entrevista, el escultor señaló, que es un icono que identifica a Zapotlán “que posa en el lugar para que fue ex profesamente hecho”. Silva, aclaró que éste es un anteproyecto: “porque aún falta, es un rato también para hacer la fundición, hay que sacar un molde y luego pasar en cera y de ahí se pasa en bronce”. Además, le encargó a los zapotlenses cuidar la escultura en resina, dijo que: “entre los que estemos aquí lo cuidemos, yo lo hice para Zapotlán y que Zapotlán lo cuide”.


La pieza en resina, le llevó al escultor, seis meses para su realización, en un  proyecto que inicio hace cuatro años, con apoyo de la comunidad se juntaron doce a quince kilos de material para la realización del sonajero de bronce, la cantidad para el proyecto aún sin concluir, se necesitan un promedio de 800 kilos, según dijo su autor. 

Comentarios

Entradas populares