Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

Reflexión de hoy: El día más hermoso



"No existe un día más hermoso que el día de hoy"

Hoy estoy vivo.
Ayer fui.
Mañana seré.
Hoy soy.
La suma de muchísimos ayeres forma mi pasado.

Mi pasado se compone de recuerdos alegres y tristes... Algunos están fotografiados y ahora son cartulinas donde me veo pequeño, donde mis padres siguen siendo recién casados y donde mi ciudad parece otra.

El día de ayer pudo haber sido un hermoso día...
pero no puedo avanzar mirando constantemente hacia atrás,
pues correría el riesgo de no ver los rostros de los que marchan a mi lado.

Tal vez el día de mañana amanezca aún más hermoso...
pero no puedo avanzar mirando sólo el horizonte,
pues correría el riesgo de no ver el paisaje que se abre a mi alrededor.

Hoy es el mejor día para vivir en plenitud
Por eso, yo prefiero el día de hoy.

Me gusta pisarlo con fuerza, gozar su sol o estremecerme con su frío.
Quiero sentir como cada instante me dice “¡Presente!”

Sé que el presente es muy breve, que pronto pasará, pero más tarde me será imposible modificarlo, ni pasarlo en limpio. El presente se vive en este breve instante. Tampoco puedo planificar demasiado el día de mañana, pues es un tiempo que todavía no existe.

Por eso, hoy te digo que te quiero...
es hoy cuando te escucho,
hoy pido disculpas por mis errores,
hoy te ayudo si me necesitas,
hoy comparto lo que tengo,
y hoy salgo adelante sin guardarme palabras para mañana.

Porque hoy respiro, transpiro, veo, pienso, oigo,
sufro, huelo, lloro, trabajo, toco, río y amo. ¡Como tú!

Comentarios

Entradas populares