Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

Reflexión de hoy: Paz en el corazón

Vivimos en una sociedad donde no paramos quietos ni un solo momento. Tenemos todo tipo de preocupaciones diarias que lo único que consiguen es que nuestra mente rebose hasta decir “basta”. Trabajo, vida social, pareja, amigos… queremos abordar todos estos temas con la máxima eficacia, pero siempre por falta de tiempo o dinero, no podemos dedicarle el tiempo que nos gustaría. En esta época, logremos tener paz en el corazón, unos pasos muy sencillos que te ayudarán a lograrlo. 

1.Preocupaciones
Esto es algo que mucha gente pasa por alto, pero es uno de los factores más importantes para sentirse mejor con uno mismo. Cada vez que te veas desbordado por todo tipo de frentes abiertos (trabajo, pareja, hijos etc…) intenta delimitar el problema en sí y ver si tiene solución (que seguro que lo tiene). De esta forma conseguirás focalizar tu atención en lo que realmente te preocupa, para que después le busques una forma de solucionarlo. Muchas veces te darás cuenta de que es más fácil de lo que parece y que el problema tampoco es “para tanto”.

2.Respiración
Es importante mandarle órdenes a tu cuerpo de que todo está bien. Y es que cuando sufrimos de ansiedad o de estrés, nuestro ritmo cardíaco aumenta y respiramos más activamente. Esto provoca una situación de malestar o fatiga general. Ante esto, lo único que tienes que hacer es respirar profundamente y relajarte un poco. Una buena forma de hacerlo es ponerte la mano en el estómago y contar las respiraciones. Así sentirás como una sensación de placer y bienestar recorre tu cuerpo.

3.Pensamientos positivos
¿Qué mejor forma de sentirse bien con uno mismo que pensarlo e imaginarlo? Y es que si “inundas” tu mente de positivismo y de pensamientos optimistas, quizá ayude a sentirse mejor a corto plazo. Imagínate en un lugar maravilloso que te permita relajarte.


4.Ejercicio y movimiento
Puede sonar paradójico que para que puedas relajarte, tengas que moverte un poco. Sin embargo, esto es completamente cierto. Intentar hacer un poco ejercicio a través de un deporte favorito y de forma asidua. De esta forma conseguirás desconectarte de los problemas.

5. Conciliar el sueño
Una de las formas de que tanto el estrés como la ansiedad se manifiesten, es través del insomnio. Muchas personas no pueden dejar de pensar en sus problemas y en todo lo que tienen que hacer, y de ahí que no puedan descansar tanto el cuerpo y la mente a la hora de irse a dormir. Si perteneces a este grupo, trata de tomar una bebida caliente para así conciliar mejor el sueño.

Te deseo una época llena de paz y amor, para ti y los tuyos, felices fiestas. 

Fuente: https://lamenteesmaravillosa.com/5-sencillos-pasos-para-conseguir-la-paz-interior/

Comentarios

Entradas populares