Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

Reflexión de hoy: Toma el control

Es momento de actuar, toma el control de tu vida. Deja de hacerte la víctima y hoy demuestra de lo que eres capaz. 

Es difícil llevar una relación donde has perdido el control, donde ya estás en una posición que no sabes quién eres, qué deseas, no te sientes sexy o atractivo, nada te atrae, todo te da igual y simplemente te das por vencido. 

Permitiste que otra persona tomara el control de la relación para su beneficio, en vez de dejar que tomara el control porque lo deseabas. Llega un punto en la vida donde te acostumbras a victimizarte y a creértelo. 

El que una relación termine no debe hacerte sentir mal (aunque sea parte del proceso), ambos dieron todo lo que tenían y seguir dando vueltas en círculos, lo único que haría sería hundirte más y seguir preguntándote qué has hecho mal o culpando a tu pareja de todo lo que sucede. Cada cual tiene su cuota de responsabilidad y cuando se asume, la carga baja. 

No permitas que el ego te hunda y te haga un ser triste, gris, sin esperanza, sin sueños, sin una ambición. Vive tu duelo valorándote, dándote amor, importantizándote, siendo feliz porque eres especial y vales mucho.

Fuente: Jany Marte

Comentarios

Entradas populares