Ir al contenido principal

Destacado

La reflexión de hoy: El segundo traje

  Cierta vez un hombre visitó a su consejero y le relató su problema. - “Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida. El príncipe en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia. Pero cuando le presenté la prenda terminada, comenzó a gritar e insultarme: - ¿Esto es lo mejor que puedes hacer? ¡Es una atrocidad! ¿Quién te enseñó a coser? Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. ¡Estoy arruinado!. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. ¡Nadie volverá a encargarme una prend

Reflexión de hoy - Flores para mamá

Tropecé con un extraño que pasaba y le dije "perdón".
El contesto "discúlpeme por favor; no la vi".
Fuimos muy educados, seguimos nuestro camino, nos despedimos.


Más tarde, al estar cocinando, estaba mi hijo muy cerca de mí. Al voltear casi le pego, "Quítate" le grité; El se retiró sentido, sin que yo notara lo duro que le hablé.

Estando despierta al acostarme Dios me dijo suavemente: "Trataste al extraño cortésmente. Pero abusaste del niño que amas". (y esto, obviamente, incluye los golpes).
Ve a la Cocina y encontrarás unas flores en el piso, cerca de la puerta. "Son las flores que cortó y te trajó, rosa, amarilla y azul. Estaba calladito para darte la sorpresa y no viste las lágrimas que llenaron sus ojos".


"Me sentí miserable y empecé a llorar".


Suavemente me acerqué y me arrodillé junto a su cama y le dije: "Despierta pequeño, despierta". ¿Son estas las flores que cortaste para mi?.

El sonrió y dijo: "Las encontré junto al árbol. Las tomé porque son bonitas como tú, en especial la azul".

"Hijo, siento mucho lo que hice, no te debí gritar".

El contestó: "Está bien mami. Yo te quiero de todos modos".

"Yo también te quiero y me gustan las flores especialmente la azul".


Comentarios

Entradas populares